El certificado energético es un documento obligatorio desde junio de 2013, que tiene que aportar el propietario y poner a disposición tanto de la agencia inmobiliaria, como del comprador o del inquilino para vender o alquilar dicho inmueble.

El certificado energético o certificado de eficiencia energética se obtiene acudiendo a una empresa especializada, que envía a un técnico cualificado que realiza una inspección de nuestro inmueble y determina cuál es la calificación energética del mismo, en función de las emisiones de dióxido de carbono que emite a la atmósfera y el consumo de energía que necesita.

El certificado energético otorga una calificación energética que aparece en una etiqueta de eficiencia energética, muy parecida a las que vemos en los electrodomésticos y con una escala de valores similar.

El coste para obtener el certificado energético depende de la empresa contratada y del tipo de inmueble, ya que no está marcado por la normativa.

El certificado energético es importante puesto que informa tanto al futuro inquilino como al futuro comprador del comportamiento energético de ese inmueble. Esto significa que un inmueble que esté calificado energéticamente como A, será mucho más eficiente que uno calificado como G. Y esto se traduce en las facturas que se tendrán que pagar.

También es importante considerar que si no se obtiene el certificado energético existen infracciones que pueden dar lugar a multas que se sitúan entre los  300€ y los 600€.

También es importante saber que el periodo de validez del certificado de eficiencia energética es de 10 años, y por lo tanto habrá que renovarlo, así como actualizarlo en el caso de que se hayan variado aspectos del inmueble que puedan modificar el certificado energético.

En Enter Asesores nos ocupamos de todos los documentos necesarios para realizar la venta de tu inmueble para que tú no tengas que preocuparte por nada.